Los pintxos, la cocina en miniatura es la esencia del Gran Sol.

Forma parte de una manera de entender la gastronomía, de una fórmula genuina y también de nuestra manera de ver la cocina:
cercana y de emociones…
plena de sabores…
de contrastes y matices….

A lo largo de los años los concursos, los premios, los stages, nuestras conferencias y congresos, nuestros viajes… nos han ido forjando y llenando de las muchas culturas que hay en torno a la cocina y hemos conocido a mucha gente a través de ella.

Por eso en Gran Sol nos empeñamos en nuestras tradiciones y productos, en ese cariño y en esas emociones que queremos transmitir y a través de ellas darnos a conocer.

“Tosta de bacalao ahumado con pimiento del piquillo, foie y dulce de melocotón”, el pintxo que llamamos Hondarribia, es una de nuestras elaboraciones con mayor éxito. Nos ha dado muchos premios y muchas satisfacciones.

Pero en Gran Sol hay mucho más que premios. Nuestro pintxo “Jaizkibel”, un champiñón relleno de mousse de queso con jamón ibérico y ali oli, es una tradición en nuestro bar. Uno de los preferidos por todos nuestros nuestros clientes.

O los foie, o los pintxos de barra, o nuestras raciones y esas anchoas tradicionales…

Y también nuestras propuestas dulces para que puedas finalizar tu experiencia Gran Sol como un menú degustación hecho por ti mismo y al instante.

Todo esto forma parte de ese “mundo de sabores” que queremos sea día a día nuestro bar Gran Sol. Un universo en el que cada persona que nos visita es lo más importante.

Y de esta manera, en cada época del año te ofrecemos una carta de pintxos elaborados al momento, pintxos de cocina, y que puedes descargarte desde este enlace:

CARTA DE PINTXOS GRAN SOL