Ya estamos de nuevo en marcha con el “Lingote de pato a la naranja”. Somos finalistas del Concurso Nacional de Pintxos de Valladolid, que se celebra del lunes al miércoles próximo, 7 al 9 de noviembre, y allí estarán Erika e Iñigo Tizón defendiendo el pintxo. Si tenéis la posibilidad de pasar por Valladolid, estaremos acogidos en Don Bacalao, con el gran Alfonso García, que fue campeón de este concurso nacional.

Tenemos a Bixen y Mikel que no podrán a con Valladolid porque están en México, desarrollando un programa de cenas de pintxos en México DF y San Miguel de Allende, una iniciativa de Miniature Pintxos Congress apoyada por Basquetour. Están causando sensación, como siempre. Trabajando y dándolo todo, y llevando el nombre de Hondarribia por el mundo.

Con el “Lingote de pato a la naranja, acabamos de ser subcampeones en el Campeonato de Pintxos Amstel Oro • Euskal Herriko Pintxos Txapelketa, en el que estuvimos la semana pasada en el Palacio Kursaal de Donostia-San Sebastián. Además de eso ganamos el Premio Popular Kutxabank, “que para nosotros es un premio que tiene mucho significado, ya que el jurado está formado por gente de la calle, que podrían ser nuestros clientes y visitantes. Así es que tiene un carácter muy especial.

Ya sabéis que el pintxo es en sí mismo una diversidad de formas de hacer el pato. Un pato asado a baja temperatura, pato confitado, jamón de pato, una salsa reducida también con elementos del pato con una reducción de naranja, unas perlas de jengibre… Y va rematado con una teja de naranja y polvo de las pieles del propio pato. Una explosión de sabores. Incluso el pan está hecho con esencia de naranja.

Está riquísimo y en el bar estamos locos preparándolo por la gran aceptación que está teniendo. Así es que vamos a Valladolid con toda la ilusión del mundo.