El próximo martes vamos a tratar de conseguir llevarnos la txapela en el Campeonato de Gipuzkoa de Pintxos que se celebra en el Hotel Palacio de Aiete de Donostia, organizado por la Asociación de Barmen de Gipuzkoa, ABE.

Seré el único representante de Hondarribia en el Campeonato de Gipuzkoa de Pintxos y vamos a presentar un pintxo para el que nos hemos fijado en un plato de la tradición culinaria rumana, que básicamente consiste en una hoja de berza rellena de arroz, carne, verduras e eneldo, a la que hemos aportado elementos de nuestra cocina de siempre, como la morcilla, unos callos o una cremita de porrusalda.

Pero no sólo va a ser tradición lo que aporte pintxo. Como siempre, nuestra principal batalla a la hora de idear un nuevo pintxo se centra en los sabores. Ahí, el trabajo ha sido intenso, pero hemos alcanzado un gran pintxo. Tanto para el concurso como para nuestra carta de pintxos en el bar… Estamos seguros de ello. Ahora hay que trabajar la presentación y puesta en escena. Hoy en día, son aspectos también muy importantes.

En una de las fotos que te dejamos ahí nos tienen, sacando fotos y haciendo pruebas, como la que te mostramos en la otra imagen. Nos convence, pero seguro que le vamos a seguir dando vueltas.

En este Campeonato de Gipuzkoa de Pintxos tendremos, posiblemente, uno de los mejores palmareses. Nos destacaron con el Premio a la Originalidad en las ediciones de 2000, 2001 y 2003; conseguimos la tercera plaza o Plato de Bronce, en el año 2011; fuimos subcampeones en los años 2006 y 2007; y ganamos la txapela de campeón en el 2008.

 

 

 

El próximo martes vamos a tratar de conseguir llevarnos la txapela en el Campeonato de Gipuzkoa de Pintxos que se celebra en el Hotel Palacio de Aiete de Donostia, organizado por la Asociación de Barmen de Gipuzkoa, ABE.

Seré el único representante de Hondarribia en el Campeonato de Gipuzkoa de Pintxos y vamos a presentar un pintxo para el que nos hemos fijado en un plato de la tradición culinaria rumana, que básicamente consiste en una hoja de berza rellena de arroz, carne, verduras e eneldo, a la que hemos aportado elementos de nuestra cocina de siempre, como la morcilla, unos callos o una cremita de porrusalda.

Pero no sólo va a ser tradición lo que aporte pintxo. Como siempre, nuestra principal batalla a la hora de idear un nuevo pintxo se centra en los sabores. Ahí, el trabajo ha sido intenso, pero hemos alcanzado un gran pintxo. Tanto para el concurso como para nuestra carta de pintxos en el bar… Estamos seguros de ello. Ahora hay que trabajar la presentación y puesta en escena. Hoy en día, son aspectos también muy importantes.

En una de las fotos que te dejamos ahí nos tienen, sacando fotos y haciendo pruebas, como la que te mostramos en la otra imagen. Nos convence, pero seguro que le vamos a seguir dando vueltas.

En este Campeonato de Gipuzkoa de Pintxos tendremos, posiblemente, uno de los mejores palmareses. Nos destacaron con el Premio a la Originalidad en las ediciones de 2000, 2001 y 2003; conseguimos la tercera plaza o Plato de Bronce, en el año 2011; fuimos subcampeones en los años 2006 y 2007; y ganamos la txapela de campeón en el 2008.